Entradas

XI Jornadas Fernando Rielo de Pedagogía

Foto_web_Jornadas

Se han celebrado en Madrid los días 5 y 6 de marzo las XI Jornadas Fernando Rielo de Pedagogía en torno al tema ‘El perdón y las relaciones interpersonales‘ contando con la presencia de cerca de 80 personas de diferentes lugares de España.

Durante la mañana del sábado contamos con la presencia de Cristina Díaz, presidenta de la oficina nacional de la Juventud Idente de España, quien inauguró las Jornadas con Mª Fernanda Lacilla y José María Sierra, patronos de la Fundación.

A continuación se llevó a cabo un panel de jóvenes del Parlamento Universal de la Juventud en el que intervinieron Pablo Delgado, Huan Sun y Felipe Roca, compartiendo diferentes iniciativas promovidas con ellos en torno al tema del PUJ de este año.

En la segunda parte de la mañana tuvimos la participación de Rafael de Ramón, ex-director general de Saint Gobain, quien nos habló acerca de la importancia del perdón en el mundo de la empresa. A continuación contamos con la presencia del Presidente a nivel internacional de la Fundación Juventud Idente, Jesús Fernández Hernández y la Vicepresidenta, Mª del Carmen García Viyuela, quienes impartieron dos ponencias sobre ‘El perdón como camino hacia un vínculo insospechado‘.

Este mismo día por la tarde intervinieron Jaume Vives, compartiendo experiencias en relación con los cristianos perseguidos en Irak; después el profesor Ángel Barahona, Director de Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria nos habló de ‘La importancia del perdón para las relaciones educativas‘; y la profesora de la Universidad Abat Oliba CEU de Barcelona, Mar Álvarez, impartió una ponencia sobre ‘La Sicoética de Fernando Rielo y el perdón‘.

El domingo, 6 de marzo, en la primera parte de la mañana, intervinieron cinco estudiantes de psicología de la Universidad CEU Abat Oliba en el segundo panel de jóvenes, comentando diferentes casos de personajes históricos, en relación con el perdón, desde la perspectiva de la Sicoética de Fernando Rielo.

Por último, el equipo de pedagogía de la Escuela Idente de España ofreció una charla taller sobre ‘La Pedagogía del éxtasis de Fernando Rielo y el perdón‘.

La clausura del acto fue realizada por Cristina Díaz y por Valentín Echarry, vicepresidente de la Oficina Nacional de la Juventud Idente de España, quienes resaltaron la gran valía, profundidad y pertinencia de las diferentes aportaciones ofrecidas durante las Jornadas.

El material audiovisual de las Jornadas está disponible en el siguiente canal de Youtube.

Enlaces de interés:

Programa definitivo de las Jornadas

Memoria Campamento de jóvenes QJ 2015

El campamento de jóvenes tuvo lugar entre los días 3 y 14 de agosto. Asistieron un total de 52 personas entre acampados y profesores. Como cada año, el campamento tenía un lema (“Perdona, restaura, camina”), que se decidió estuviera en relación con la temática que viene desarrollando el Parlamento Universal de la Juventud: “Relaciones interpersonales: claves para una nueva civilización. Un viaje llamado perdón”.
Los campamentos, por el entorno natural, la diversidad de los participantes, la convivencia durante prácticamente las veinticuatro horas del día, son una inigualable experiencia de crecimiento personal para todos. Por ello, se pone en el centro de todas las actividades la formación, especialmente a través de los seminarios, el capítulo y el peripatetismo. Se busca que las demás actividades, especialmente las artísticas, sean el resultado de este proceso formativo.
Desarrollar durante todo el campamento el lema, ha sido un verdadero reto, porque hemos aprendido que el perdón, la restauración, el seguir adelante supone también mantenerse firmes, sobre todo para crear un ambiente de paz entre los acampados y profesores. Hemos podido ver que perdonar no significa “dejar pasar” o “permitir todo”, sino reconocer que algunas veces las personas necesitamos meditar sobre nuestras actitudes, valorar las consecuencias de nuestros hechos; por tanto, que el perdón está en función del bien de la persona, en función de su restauración, y que “dejar pasar” es renunciar a que la otra persona reciba el mayor el bien que necesita, y es dejarse llevar por la comodidad de “no complicarse la vida”.
Nos ha servido además como laboratorio viviente para contrastar nuestra comprensión de estos valores (perdón, restauración, crecimiento personal) a la luz de nuestro modelo que es Cristo y de las realidades cotidianas que se nos han presentado en el campamento.
Al final hemos podido observar esos pequeños frutos a modo de brotes, pequeños porque en tan pocos días no se puede ver el resultado del esfuerzo de todos, y que nos han confirmado que merece la pena nuestra apuesta por unos campamentos educativos, pues, como en otras oportunidades, los jóvenes han manifestado su sorpresa al ver que nuestros campamentos no persiguen como fin primordial el divertirse o el hacer actividades más o menos interesantes, sino en crear espacios para que se pueda convivir, de promover que se comparta lo mejor de cada uno. Cuando se logra este objetivo, los jóvenes son capaces de esforzarse, de salir de sí mismos, de ser creativos, de implicarse. Un año más, los himnos de fuego, los cursillos y talleres, las olimpiadas, los juegos florales nos han extasiado y hemos vuelto a casa con las pilas cargadas y las ganas de hacer vida la promesa campamental de dar lo mejor de nuestra juventud y nuestros talentos.

Solicitud profesores Campamentos de Quintanabaldo

El plazo de solicitud para participar como profesor en los Campamentos de verano de la Juventud Idente 2015 ya se ha finalizado. Muchas gracias.

Formulario de solicitud

Ruta Fernando Rielo

Los días 25 y 26 de agosto hicimos por vez primera una nueva ruta por la sierra de Madrid, diseñada por el reconocido senderista Domingo Pliego, autor de numerosos libros sobre la sierra de Guadarrama y excelente conocedor de todos sus caminos. En esta ocasión ha realizado un trazado para unir el Convento de La Cabrera, última fundación de Fernando Rielo, con el Prado de Redondillo, en los Montes de Valsaín, donde tuvo su experiencia más viva del Padre celestial y le transmitió su ideal de santidad. Precisamente este año se cumple el 75 aniversario de este hecho y el 10 de su tránsito al cielo. A esta ruta le ha puesto el nombre de Ruta Fernando Rielo y atraviesa la sierra por el Puerto de Cotos siguiendo un trayecto de unos 72 km.

Comenzamos a caminar con las primeras luces del amanecer, ya que la primera etapa es la más larga y conviene aprovechar el frescor de la mañana antes de que el Sol comience a calentar.

Así que encaminamos nuestros pasos hacia Valdemanco y tras pasar el Collado del Medio Celemín encontramos una curiosa sorpresa: restos de una antigua cárcel para alojar a presos que construían la línea de ferrocarril. Al ser la primera vez que recorríamos estos parajes ¡nos equivocamos de camino alguna vez! entre Garganta de los Montes y Lozoya, donde arribamos tan sedientos que casi dejamos seca la fuente de la plaza.

Después de un merecido descanso continuamos la caminata hacia Alameda del Valle y Oteruelo, alcanzando por fin el destino de la primera etapa: Rascafría. Llegamos tan cansados que dormimos de un tirón hasta la mañana siguiente. En total fueron más de 12 horas entre caminar y descansar desde que salimos de La Cabrera, en los que recorrimos unos 42 km., debido a los ‘despistes’. Cuando las fuerzas flaqueaban nos motivaba recordar la famosa frase de No pain, no glory!

La segunda etapa se preveía más corta aunque con más desnivel, ya que teníamos que subir al Puerto de Cotos (a unos 1800 m. de altitud). Así que iniciamos temprano el camino hacia el Monasterio de El Paular y el Puente del Perdón para seguir el cauce del río Lozoya por la Pista de la Angostura, hasta llegar al aparcamiento del puerto, donde nos esperaba el avituallamiento que nos supo a gloria, además de una buena y merecida siesta.

El resto del camino ya transcurrió entre los pinos del Monte de Valsaín, y, aunque parecía que nunca se acababa la pista forestal, al final llegamos a nuestro destino: el Prado del Redondillo, lugar donde Fernando Rielo, cuando estaba en un campamento a sus 16 años, tuvo un encuentro personal con Dios que le marcó para siempre con la aspiración a la santidad y a sentirse hijo querido del Padre celestial. Allí nos esperaban más amigos que habían llegado por el camino tradicional y después de descansar un rato celebramos la eucaristía para recordar la importancia del lugar y su significado para todos nosotros.

Y ya para concluir nos dirigimos a Valsaín por el camino del CENEAM y regresamos a Madrid ¡en coche! En total fueron más de 11 horas de caminar con descansos en los que recorrimos unos 34 km., llevando al límite nuestra resistencia física y quedándonos con un recuerdo imborrable de esta peregrinación.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.