Campamento QJ 2014

Del 17 al 28 de Julio tuvo lugar el campamento de Jóvenes en Quintanabaldo (Burgos, España). Asistieron un total de 46 jóvenes y 17 profesores de toda España. Han sido unos días de convivencia extraordinarios gracias al progresivo crecimiento de los jóvenes en los ideales propuestos a la Juventud Idente por nuestro Fundador, Fernando Rielo. La preocupación de unos por otros, la atención y participación en los seminarios – este año el campamento tenía como lema “Conócete, acéptate, supérate” de San Agustín, y han servido de telón de fondo en todas las actividades, pero sobre todo han orientado los seminarios que han acogido con enorme interés: siguiendo el consejo de nuestro Fundador, cada seminario comenzaba con el testimonio de un profesor y un acampado sobre los temas tratados; algunos de ellos, han sido verdaderamente conmovedores y nos han permitido introducirnos un poco más en los más altos valores que queremos vivir y en nuestro modelo Cristo -. Por otra parte, la seriedad con la que han realizado los peripatetismos nos ha sorprendido gratamente.

De igual forma, la calidad y creatividad con que se han organizado y celebrado los Juegos Olímpicos y los Juegos Florales, son una muestra de que los jóvenes quieren dar lo mejor de sí y que están dispuestos al sacrificio.

Para una parte, era el último campamento y es precisamente esta continuidad de la mayoría de ellos año tras años la que ha tenido como fruto que muchos hayan solicitado continuar como profesores en campamentos futuros. Vienen a nuestros campamentos – en palabras suyas – no porque los nuestros sean divertidos, pues en otros campamentos les ofrecen más diversión, sino porque en el nuestro encuentran una forma de trato, un espacio para hablar de temas importantes para sus vidas y un deseo de ayudarse que les ha convencido de que valen la pena seguir viniendo.

Este año también ha tenido un toque diferente porque por primera vez se ha logrado encontrar la ruta para ir desde el campamento hasta el Embalse del Ebro, uno de los más grandes de España y hemos podido disfrutar del magnífico paisaje y la infaltable zambullida. También por primera vez se ha visitado un asilo de ancianos para los que se ha preparado un ateneo en Santelices, un pueblo cercano.

Nos queda el reto de seguir fortaleciendo las secciones para que los beneficios personales y espirituales se sigan extendiendo a más jóvenes y que los campamentos se sigan nutriendo de nuevas generaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario