Entradas

Campamento de Javier (Navarra) 2016

Del 5 al 16 de agosto de 2016 se celebró en Javier (Navarra) el campamento de verano de la Juventud Idente.

Este año contamos con la presencia de 69 acampados, entre niños y jóvenes, una experiencia diferente para aquellos ya acostumbrados a las instalaciones de Quintanabaldo y al hecho de que, habitualmente, celebremos los campamentos de niños y de jóvenes por separado.

Como muchos de vosotros sabéis, el motivo por el que decidimos cambiar temporalmente el lugar de celebración del campamento ha sido por la mejora de las instalaciones de nuestra campa habitual en la zona de la Merindad de Valdeporres (Burgos), cerca del Río Nela.

Ciertamente este campamento ha requerido nuestra capacidad de adaptación, tanto de los acampados como de los profesores de la Juventud Idente, pero entre todos hemos logrado que fuera una experiencia muy enriquecedora. En especial tenemos que agradecer a los acampados jóvenes más veteranos que han contribuido mucho para que la convivencia en el campamento fuera tan agradable.

La temática desarrollada en el trasfondo del campamento ha sido, basada en el personaje de Don Quijote de la Mancha, en el marco del IV Centenario de Cervantes, sobre el sentido del honor. El sentido del honor en la Juventud Idente recoge la vivencia de todas las virtudes morales, al modo como las vivió nuestro modelo, Jesucristo. Él supo acercarse al ser humano, aun siendo Dios, para elevar nuestra dignidad a la de seres sagrados, de hijos de Dios como Él. Este sentido del honor imprime una forma de trato entre nosotros que nos anima a ser mejores personas. También Don Quijote de la Mancha vivía en sus aspiraciones personales y luchas este mismo sentido del honor. Desde ahí, hemos trasladado algunas pinceladas del mensaje del Quijote a los acampados a través de las diferentes actividades.

También tuvimos ocasión de visitar el castillo de San Francisco Javier, personaje histórico tan fascinante, del que hemos aprendido también múltiples virtudes. Por la tarde, el mismo día de la visita al Castillo, fuimos a visitar la comunidad de misioneras de Cristo Jesús que nos han dado un bello testimonio de su vida de entrega a los demás, y a las que hemos ofrecido algunas canciones y una pequeña obra de teatro preparada por los acampados.

Durante el campamento realizamos muchas actividades paralelas para los niños y jóvenes (juegos, seminarios, talleres,…), a fin de atender mejor a sus necesidades particulares. Y en algunos momentos también nos hemos unido todos para tratar de vivir el espíritu de familia que nos debe caracterizar (gymkhana, himnos del fuego, olimpíadas, juegos florales). Ha sido una experiencia no exenta de complejidades, pero sin duda enormemente enriquecedora para todos. Razón de ello han dado, una vez más, las lágrimas de los acampados que no querían despedirse de sus compañeros y de los profesores el último día del campamento.

Esperamos seguir sembrando este espíritu Idente, esta convivencia tan especial que nos hace sentirnos llamados a crecer en nuestra unión con Dios, con la naturaleza y con la sociedad, como dicta el lema de la Juventud Idente. Ojalá el próximo año podamos volver a encontrarnos con tantos amigos de los que hemos aprendido a dar lo mejor de nosotros mismos.

20160810_120542 20160810_120547 20160812_123331 20160815_205740 dsc05367 dsc05377 dsc05489 dscf0071 dscf0114 foto_campa img-20160816-wa0018 img-20160816-wa0023 img-20160816-wa0029 img-20160816-wa0032 img-20160816-wa0033

 

 

JMJ Cracovia 2016

 ¡La Juventud Idente y las Misioneras y Misioneros Identes han estado presentes en la Jornada Mundial de la Juventud – Cracovia 2016!

Con la presencia de cerca de 100 jóvenes de 11 países, la Juventud Idente y los Misioneros Identes han estado representados en Polonia para encontrarnos con el Santo Padre y dar un testimonio de fe en el Año Jubilar de la Misericordia.

Desde el día 20 al 25 de julio celebramos en el Santuario Mariano de Rokitno (Polonia) el retiro Motus Christi, propio del Carisma Idente, contando con más de 110 personas de 13 nacionalidades. La experiencia del Motus Christi nos acerca a la intimidad con las Personas Divinas, necesaria para hacer realidad el mensaje evangélico de Cristo, y prepararnos mejor para la Jornada Mundial de la Juventud. Este año nuestro retiro de preparación para la JMJ ha sido celebrado, por primera vez, en tres idiomas: español, inglés y alemán.

Ya en la celebración oficial de la JMJ en Cracovia nos dividirnos en tres subgrupos: uno de Alemania con participantes de Polonia y Líbano, hospedados en Wadowice; otro de España, Italia, India y EEUU, hospedados en Mnikow; y otro de Ecuador, Bolivia, Brasil y Colombia que se hospedaron en Mislowice.

Por este motivo hemos tenido ocasión de conocer a muchos otros grupos de diferentes países e idiomas, haciendo aún más enriquecedora la experiencia.

También tuvimos ocasión de tener nuestro stand vocacional en la Feria organizada por el comité oficial.

Una vez más quisiéramos dar las gracias al Santo Padre por su afán incansable de hacernos más cercanos a Cristo, comprendiendo verdaderamente el mensaje de su misericordia y queriendo llevarla a todo el mundo. Ciertamente, como el Papa decían en la vigilia del día 30 de julio, la vida del cristiano no es una vida cómoda y la felicidad no debe confundirse con un sofá.

La experiencia de la JMJ, aunque es, de cierto modo sacrificada, nos enseña que vale la pena salir de nuestra comodidad para aprender a vivir más cerca de Cristo y de nuestros hermanos, compartiendo, en todo momento, una confianza plena en su Providencia y Misericordia.

13615318_10154334155738491_2738887968404314049_n  13686791_10154334166473491_7483285839430883809_n 13754298_10154334157138491_327212963525643274_n  13669653_10154334172138491_3757242752919587552_n 13669653_10154334158318491_9061441524361428544_n  13880298_10154360786323491_5218158444071750077_n 13669127_10154334171983491_3463992906225173183_n  13754294_10154334172328491_7025480713323769769_n  13770286_10154339607893491_1151991474056358123_n  13775487_10154334171793491_2990764070949622644_n 13782063_10154336978933491_1521354940205341920_n  13895047_10154344737273491_491599985087634034_n13730898_10154340326158491_7398295523445548660_o  13872724_10154345577598491_8689833282087842994_n 13891944_10154355268138491_4898656021092915103_n

XI Jornadas Fernando Rielo de Pedagogía

Foto_web_Jornadas

Se han celebrado en Madrid los días 5 y 6 de marzo las XI Jornadas Fernando Rielo de Pedagogía en torno al tema ‘El perdón y las relaciones interpersonales‘ contando con la presencia de cerca de 80 personas de diferentes lugares de España.

Durante la mañana del sábado contamos con la presencia de Cristina Díaz, presidenta de la oficina nacional de la Juventud Idente de España, quien inauguró las Jornadas con Mª Fernanda Lacilla y José María Sierra, patronos de la Fundación.

A continuación se llevó a cabo un panel de jóvenes del Parlamento Universal de la Juventud en el que intervinieron Pablo Delgado, Huan Sun y Felipe Roca, compartiendo diferentes iniciativas promovidas con ellos en torno al tema del PUJ de este año.

En la segunda parte de la mañana tuvimos la participación de Rafael de Ramón, ex-director general de Saint Gobain, quien nos habló acerca de la importancia del perdón en el mundo de la empresa. A continuación contamos con la presencia del Presidente a nivel internacional de la Fundación Juventud Idente, Jesús Fernández Hernández y la Vicepresidenta, Mª del Carmen García Viyuela, quienes impartieron dos ponencias sobre ‘El perdón como camino hacia un vínculo insospechado‘.

Este mismo día por la tarde intervinieron Jaume Vives, compartiendo experiencias en relación con los cristianos perseguidos en Irak; después el profesor Ángel Barahona, Director de Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria nos habló de ‘La importancia del perdón para las relaciones educativas‘; y la profesora de la Universidad Abat Oliba CEU de Barcelona, Mar Álvarez, impartió una ponencia sobre ‘La Sicoética de Fernando Rielo y el perdón‘.

El domingo, 6 de marzo, en la primera parte de la mañana, intervinieron cinco estudiantes de psicología de la Universidad CEU Abat Oliba en el segundo panel de jóvenes, comentando diferentes casos de personajes históricos, en relación con el perdón, desde la perspectiva de la Sicoética de Fernando Rielo.

Por último, el equipo de pedagogía de la Escuela Idente de España ofreció una charla taller sobre ‘La Pedagogía del éxtasis de Fernando Rielo y el perdón‘.

La clausura del acto fue realizada por Cristina Díaz y por Valentín Echarry, vicepresidente de la Oficina Nacional de la Juventud Idente de España, quienes resaltaron la gran valía, profundidad y pertinencia de las diferentes aportaciones ofrecidas durante las Jornadas.

El material audiovisual de las Jornadas está disponible en el siguiente canal de Youtube.

Enlaces de interés:

Programa definitivo de las Jornadas

Memoria Campamento de jóvenes QJ 2015

El campamento de jóvenes tuvo lugar entre los días 3 y 14 de agosto. Asistieron un total de 52 personas entre acampados y profesores. Como cada año, el campamento tenía un lema (“Perdona, restaura, camina”), que se decidió estuviera en relación con la temática que viene desarrollando el Parlamento Universal de la Juventud: “Relaciones interpersonales: claves para una nueva civilización. Un viaje llamado perdón”.
Los campamentos, por el entorno natural, la diversidad de los participantes, la convivencia durante prácticamente las veinticuatro horas del día, son una inigualable experiencia de crecimiento personal para todos. Por ello, se pone en el centro de todas las actividades la formación, especialmente a través de los seminarios, el capítulo y el peripatetismo. Se busca que las demás actividades, especialmente las artísticas, sean el resultado de este proceso formativo.
Desarrollar durante todo el campamento el lema, ha sido un verdadero reto, porque hemos aprendido que el perdón, la restauración, el seguir adelante supone también mantenerse firmes, sobre todo para crear un ambiente de paz entre los acampados y profesores. Hemos podido ver que perdonar no significa “dejar pasar” o “permitir todo”, sino reconocer que algunas veces las personas necesitamos meditar sobre nuestras actitudes, valorar las consecuencias de nuestros hechos; por tanto, que el perdón está en función del bien de la persona, en función de su restauración, y que “dejar pasar” es renunciar a que la otra persona reciba el mayor el bien que necesita, y es dejarse llevar por la comodidad de “no complicarse la vida”.
Nos ha servido además como laboratorio viviente para contrastar nuestra comprensión de estos valores (perdón, restauración, crecimiento personal) a la luz de nuestro modelo que es Cristo y de las realidades cotidianas que se nos han presentado en el campamento.
Al final hemos podido observar esos pequeños frutos a modo de brotes, pequeños porque en tan pocos días no se puede ver el resultado del esfuerzo de todos, y que nos han confirmado que merece la pena nuestra apuesta por unos campamentos educativos, pues, como en otras oportunidades, los jóvenes han manifestado su sorpresa al ver que nuestros campamentos no persiguen como fin primordial el divertirse o el hacer actividades más o menos interesantes, sino en crear espacios para que se pueda convivir, de promover que se comparta lo mejor de cada uno. Cuando se logra este objetivo, los jóvenes son capaces de esforzarse, de salir de sí mismos, de ser creativos, de implicarse. Un año más, los himnos de fuego, los cursillos y talleres, las olimpiadas, los juegos florales nos han extasiado y hemos vuelto a casa con las pilas cargadas y las ganas de hacer vida la promesa campamental de dar lo mejor de nuestra juventud y nuestros talentos.

Ruta Fernando Rielo

Los días 25 y 26 de agosto hicimos por vez primera una nueva ruta por la sierra de Madrid, diseñada por el reconocido senderista Domingo Pliego, autor de numerosos libros sobre la sierra de Guadarrama y excelente conocedor de todos sus caminos. En esta ocasión ha realizado un trazado para unir el Convento de La Cabrera, última fundación de Fernando Rielo, con el Prado de Redondillo, en los Montes de Valsaín, donde tuvo su experiencia más viva del Padre celestial y le transmitió su ideal de santidad. Precisamente este año se cumple el 75 aniversario de este hecho y el 10 de su tránsito al cielo. A esta ruta le ha puesto el nombre de Ruta Fernando Rielo y atraviesa la sierra por el Puerto de Cotos siguiendo un trayecto de unos 72 km.

Comenzamos a caminar con las primeras luces del amanecer, ya que la primera etapa es la más larga y conviene aprovechar el frescor de la mañana antes de que el Sol comience a calentar.

Así que encaminamos nuestros pasos hacia Valdemanco y tras pasar el Collado del Medio Celemín encontramos una curiosa sorpresa: restos de una antigua cárcel para alojar a presos que construían la línea de ferrocarril. Al ser la primera vez que recorríamos estos parajes ¡nos equivocamos de camino alguna vez! entre Garganta de los Montes y Lozoya, donde arribamos tan sedientos que casi dejamos seca la fuente de la plaza.

Después de un merecido descanso continuamos la caminata hacia Alameda del Valle y Oteruelo, alcanzando por fin el destino de la primera etapa: Rascafría. Llegamos tan cansados que dormimos de un tirón hasta la mañana siguiente. En total fueron más de 12 horas entre caminar y descansar desde que salimos de La Cabrera, en los que recorrimos unos 42 km., debido a los ‘despistes’. Cuando las fuerzas flaqueaban nos motivaba recordar la famosa frase de No pain, no glory!

La segunda etapa se preveía más corta aunque con más desnivel, ya que teníamos que subir al Puerto de Cotos (a unos 1800 m. de altitud). Así que iniciamos temprano el camino hacia el Monasterio de El Paular y el Puente del Perdón para seguir el cauce del río Lozoya por la Pista de la Angostura, hasta llegar al aparcamiento del puerto, donde nos esperaba el avituallamiento que nos supo a gloria, además de una buena y merecida siesta.

El resto del camino ya transcurrió entre los pinos del Monte de Valsaín, y, aunque parecía que nunca se acababa la pista forestal, al final llegamos a nuestro destino: el Prado del Redondillo, lugar donde Fernando Rielo, cuando estaba en un campamento a sus 16 años, tuvo un encuentro personal con Dios que le marcó para siempre con la aspiración a la santidad y a sentirse hijo querido del Padre celestial. Allí nos esperaban más amigos que habían llegado por el camino tradicional y después de descansar un rato celebramos la eucaristía para recordar la importancia del lugar y su significado para todos nosotros.

Y ya para concluir nos dirigimos a Valsaín por el camino del CENEAM y regresamos a Madrid ¡en coche! En total fueron más de 11 horas de caminar con descansos en los que recorrimos unos 34 km., llevando al límite nuestra resistencia física y quedándonos con un recuerdo imborrable de esta peregrinación.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.