Semana del voluntariado en Málaga

El pasado 4 de noviembre Juventud Idente, sección de Málaga, nuevamente participó con un stand en la Semana del Voluntariado impulsado por la Oficina del Voluntariado de la Universidad de Málaga (http://www.uma.es/oficina-voluntariado).

En este caso, el stand de Juventud Idente estuvo en la facultad de Ciencias Empresariales en el campus universitario de El Ejido, situado en la capital malagueña. En otras ocasiones, como sucedió el mes de abril de este mismo año, el stand de Juventud Idente estuvo en el campus universitario de Teatinos, también de la capital.

Esta convocatoria a la que se suman la mayoría de las asociaciones que tienen convenio con la UMA, como ocurre con la Juventud Idente, es un momento importante para pulsar el interés que tiene la comunidad universitaria en participar en acciones solidarias. Nuestro stand suele ser uno de los más visitados por los universitarios, que se detienen a conocer los programas de acción concretos que se realizan en Málaga y los que se ofertan en el extranjero, además de conocer el PUJ, y el proyecto JOVINS, entre otros. En esta convocatoria del pasado 4 de noviembre volvió a ser objeto de atención para los universitarios, y más de una treintena consignó por escrito sus datos para estar informados de lo que se va haciendo.

El voluntariado de Juventud Idente de Málaga se nutre en gran medida de estos jóvenes universitarios que conocen la Fundación a través de este extraordinario servicio que presta la oficina del voluntariado de la UMA.

En Málaga hay tres campos abiertos que se ofrecen a los voluntarios universitarios: el Colegio de Nuestra Señora de la Luz, donde se trabaja en educación en valores a través del juego desde hace 8 años; en el hospital Materno Infantil y en los Ángeles Custodios.

Par quien desee ponerse en contacto con la sección de Málaga, se informa que en la Facultad de Ciencias de la Educación, campus de Teatinos, se atiende a los universitarios todos los martes en horario de mañana y de tarde en el despacho B-11, que se halla en el hall, colindante a la cafetería.

 

Encuentro Nacional PUJ

El fin de semana del 5 y 6 de Abril se celebró en Málaga el Encuentro Nacional del PUJ con el objetivo de recoger las aportaciones de las diferentes secciones de España, así como para orientar un trabajo unitario para presentar en el Encuentro Internacional en Berlín.

Durante la primera sesión, los diferentes coordinadores y secretarios de las respectivas secciones expusieron el trabajo realizado hasta entonces. Se logró abarcar a más de cien jóvenes con las encuestas que buscan recoger cómo son las vivencias personales y espirituales de la juventud española, así como su pensamiento acerca de la Educación como uno de los aspectos fundamentales de crecimiento, destacando el empeño en la recogida de las aportaciones por parte de la sección de Canarias.

Además, se expusieron unas líneas de pensamiento que reflexionaban entorno a los puntos a tratar en el Cuaderno de Trabajo, principalmente los puntos 0, 1 y 2. Del punto 2, se observó la importancia de que los padres en especial se formen en el Amor, en los valores y en la apertura al otro, mientras que los educadores han de despertar ese conocimiento de la realidad, de la humanidad y de la esencia del hombre como ámbito fundamental de la Educación en el joven; por otro lado, se apreció la tarea de los referentes de los jóvenes como promotores del cambio, por lo que deben asumir el modelo con responsabilidad y conciencia. Ante el peligro de perderse en una sociedad líquida, se subrayó la necesidad de buscar el equilibrio a través de una conciencia de nuestra realidad y de nuestro ser, dando respuesta a los porqués y ayudando a generar mentes críticas que limpien el juicio humano para llegar a la verdad. Del punto 0, se destacó que la tarea del PUJ es hacer ver al ser humano, especialmente a los jóvenes, que el hombre es un ser sagrado, representante de la presencia de Dios y que por esto, está orientado hacia el Amor que Cristo mostró; en este sentido, el Amor se abre al otro y a Dios y la Educación tiene un papel fundamental en la formación en este sentido, favoreciendo que no se pierda el horizonte humano, así como su esencia.

Faltan herramientas para generar fundamento, donde el relativismo deshace la verdad y pierde lo que debe permanecer. Así, se concluye que la Educación debe guiar al sentido de la humanidad y, con ello, a recuperar la esperanza.


A partir de estas ideas, se aportó desde las diferentes secciones que es esencial formar a los padres para que éstos puedan inculcar los valores apropiados a sus hijos a través, por ejemplo, de un trabajo del PUJ cooperativo con la escuela; por otro lado, se criticó la supresión en algunas escuelas de asignaturas fundamentales que favorecen la capacidad de creación y no sólo aquello que el Estado considera útil para la sociedad, asique se aportó la posibilidad de desarrollar un ámbito de educación que facilite la formación de la propia personalidad a través de diferentes opciones que orienten hacia la vocación de cada uno;  la educación es un ámbito en el que deben trabajar la escuela y la familia, por lo que se estudió la posibilidad de dirigir un mismo camino formativo, en equilibrio, que favorezca la implicación del niño en su crecimiento personal; además, se ha trabajado el fundamento de Educación expuesto en los puntos de la Carta Magna a través de la teoría y la práctica para ayudar al joven a implicarse en el cambio personal; por otro lado, se aportó la posibilidad de que el PUJ pudiera aportar en algunos espacios educativos (“Escuela, espacio de paz”) que recojan la voz de los más jóvenes y abrir un proyecto en las Universidades que invite a los estudiantes a participar en el PUJ, a formarse y a tomar conciencia; otras ideas fueron la apertura de una alternativa a los estudiantes que buscan acceder al Bachillerato que dirija una formación personal, que ayude a conocer al joven su vocación en la vida, así como crear de asignaturas u otras vías que favorezcan la educación integral, en las emociones en el desarrollo humano.

En la segunda sesión, se buscó dar los primeros pasos hacia una educación en camino, observando la educación desde la Esperanza, desde la Fraternidad y construyendo juntos.

  • “¿Crees que es posible una vida plena? ¿Qué es para ti llegar a una vida en plenitud?”: Se consideró que es aquello que desarrolla todos los ámbitos de la vida, una vida con sentido eterno, con una apertura al otro y a la transcendencia, cumpliendo todas las metas, una respuesta ante nuestra vocación en la vida.
  • “¿Qué clase de ayuda necesitas para esta plenitud?”: La educación en todos sus sentidos, el modelo de Cristo, crean o no crean, del Amor, en la que todo ser humano puede ser un referente; ser nosotros los maestros, predicando con el ejemplo.
  • “Valores impuestos vs propios”: Libertad-conocimientos-consecuencias; la información como elemento fundamental para la libertad; la ruptura de los límites del ser humano, del modelo de Cristo.
  • “¿Cuáles son los mayores impedimentos para la paz, a nivel personal y social?”: El dinero, que fomenta el consumismo y la materialidad, la falta de comunicación, la falta de control de uno mismo, la falta del sentido de los valores fundamentales.
  • “¿Cómo podemos hacer desaparecer esos impedimentos?”: A través de la propuesta, no de la imposición; salir de uno mismo para comprender al otro; a ayuda no es unidireccional, sino que debe haber una retroalimentación. Ayudar y aprender; el problema es que juzgamos. Si una persona, hace algo malo con su vida, nunca la conocemos integralmente; una responsabilidad con la economía.
  • A la pregunta “¿Es posible cambiar el mundo?” se respondió que sólo si salimos de nosotros mismos y, por supuesto, lejos de una postura política e ideológica, sino a través de la interioridad de cada uno, en el día a día, a nivel personal.
  • “¿Qué es lo que más me preocupa?”. Se abrió un abanico de cuestiones, como el ser consciente de nuestros problemas, nuestro futuro, el no poder desarrollar nuestra vocación bien, el egoísmo o la falta de empatía con los demás, un futuro sumido en el consumismo que no valore lo esencial, la posibilidad de que la gente no conozca a Dios y que no se haga algo al respecto… pero, sobre todo, la ausencia de esperanza.
  • “¿Tenéis esperanza?”: Se defendió que es algo que uno tiene, pero que va fortaleciendo con el tiempo, acercándose a gente que desprende esa fe y optimismo.
  • “¿Cuál es mi mayor sueño?”: Libertad, educar a los hijos en la felicidad, hacer algo importante por los demás, aprender a valorar la naturaleza, desempeñar nuestra vocación con corrección…
  • “¿Qué pasa si no se cumple nuestro sueño?”: Aceptar la importancia de la vida, que es estar en ella, reconducir nuestro objetivo, aceptar lo que Dios quiere de nosotros.
  • “¿Cuál es vuestro referente, modelo, ídolo de vida?”: Todas esas personas que te motivan a cambiar, que se personifican en alguien en concreto, por lo general, cercano.
  • “¿Qué es la motivación, de dónde viene?”: Aquello que te impulsa a ir a por tu sueño, continuar día a día, el amor como algo fundamental, que ayuda a salir de uno mismo.
  • “¿Qué nos gustaría construir con nuestro esfuerzo?”: Que cambiara la mentalidad con respecto al tiempo acercando a la serenidad y al respeto, a la apertura a los demás, dando ejemplo, dando amor a los demás.
  • “¿Qué puedo hacer?”: Salir de uno mismo, entregarte al otro.
  • “¿Cómo me gustaría ser?”: Útil, servir para mi ser, para los demás, para la sociedad… actuando con autenticidad y reflexión, sanando del individualismo, el relativismo, acercando al amor y a la tolerancia, para construir lo más puro entorno a la verdad (la religión orientada hacia el bien, con puntos en común con otros tipos de fe)
  • “¿Qué camino emprendo para ello?”: La fuerza de voluntad, alcanzando los sueños personales y sociales para aportar una construcción al mundo.
  • “¿Qué puedo dar?”: Un espíritu de fortaleza, buscar la solución a problemas, ayudando allí donde más se necesita, enseñando lo aprendido, dando mi vida con el ejemplo de Dios.
  • “Descripción de la sociedad a construir”: Una sociedad que mire al otro, que sea humana, edificada en el respeto, entorno a la verdad y la justicia, que no se fije sólo en lo material, que siga un modelo de amor.

 

En la tercera sesión y cuarta sesión, se buscó cómo podemos construir esa sociedad nueva, como aportación a Berlín; las ideas fundamentales fueron: consolidar un PUJ nacional, con un trabajo continuo y unitario a lo largo del tiempo, que ayude a asentar el camino trazado, así como el crecimiento y las aportaciones de cada joven involucrado; invitar al Encuentro Internacional en Berlín a través de los cuestionarios, formación, apertura de sesiones y talleres… y la elaboración creativa y provechosa de proyectos a nivel nacional e internacional, así como cerrar el documento teórico que se deberá presentar en Berlín y que recoja las aportaciones de España.


Con esto, se pensó entorno a la idea de introducir el PUJ en otros espacios educativos (“Escuela, espacio de paz”), que busquen un fundamento similar o igual que el Parlamento, en el que se pueda trabajar las cuestiones de la Carta Magna, un trabajo entorno a la constatación de hechos, la expansión de los cuestionarios, favorecer que los alumnos sean modelos, referentes, mediadores en la educación, así como la posibilidad de que el profesorado encuentre otro ámbito de formación y orientación.  Además, la posibilidad decooperar con los ayuntamientos o centros educativos a través de un proyecto que ayude a involucrar al joven en su sociedad à Proyecto: “Educación para una nueva sociedad”. La apertura de un espacio de consulta y aportación en los medios de comunicación(twitter, blog, web, radio, prensa…), controlado por una persona responsable dentro del PUJ y desarrollado por las secciones, que recoja las actualizaciones de proyectos, logros y pensamientos de los integrantes del proyecto. Crear talleres o espacios de participación en escuelas y universidades que favorezca el compromiso con la educación que se imparte en esos espacios y que abran la posibilidad del crecimiento del joven en su vocación y en su desarrollo integral (semanas de voluntariado, actividades de JI con jóvenes y niños, “ven y quédate”, trabajo universitario con materias orientadas y fundamentadas en el PUJ, jóvenes como líderes y acción de cambio, exploración y reflexión en torno a temas –vídeos, textos, frases, imágenes, asuntos de actualidad…-, seminarios…)à se exploró la idea de involucrar al joven en la reflexión a través de los rollplays, es decir, la vivencia de un tema, una postura, experimentarla, ponerla en práctica y luego reflexionar en torno a ella (cadena de favores) con debates, conferencias, seminarios, talleres…; así como el desarrollo de actividades creativas (música, baile, cine…), que abra la posibilidad de trabajos y reflexiones mayores.

Pero para elaborar todas estas propuestas, se estableció como necesario un programa unitario en todas las secciones, a modo de calendario, con una preparación anterior: libros de sesiones (con el material, una orientación preparada, que busque sesiones dirigida para y por jóvenes).

Cerramos el Encuentro Nacional de Málaga reorientando el trabajo de las secciones hasta Mayo, con la promoción de la participación en elconcurso con aportaciones de música, baile, poesía, vídeo o teatro; terminar las aportaciones de las secciones en los puntos 3, 4 y 5 del Cuaderno de Trabajo, siendo el punto 5 el fundamental, reflexión global y esencial para aportar España a Berlín, con la posibilidad de completar con ellos los puntos 8, 9, 10 y 11 del manifiesto; así como, si se pudiera, seguir recogiendo cuestionarios y animar a los jóvenes a participar en Berlín, así como en el PUJ, que se desarrollará como proyecto de forma anual.